Publicitamus 1
Este sitio web usa cookies, puede ver la política de cookies, aquí. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.


Noticia 1

Cuidado con los bolígrafos

Bolígrafo publicitario
Sin lugar a dudas, los bolígrafos publicitarios son un gran artículo para regalar y dar a conocer nuestra empresa o marca. Las ventajas, además de la facilidad para transportarlos, es que quien lo recibe lo valora muy positivamente. Su utilidad es incuestionable y su visibilidad también goza de una muy buena puntuación. Así que no es extraño que dicho artículo sea uno de los más vendidos en merchandising.

Ahora bien, todo esto se puede ir al traste si no tomamos unas mínimas precauciones. Es muy desagradable la sensación cuando queremos apuntar un teléfono o dirección y, al coger un bolígrafo, éste no escribe. Monumental cabreo y pérdida de tiempo, en ocasiones perdemos hasta el dato que queremos apuntar. Y qué es lo que ha pasado, cómo es posible que el bolígrafo tenga tinta pero no escriba.

Este problema se origina por un mal almacenaje. Los bolígrafos deben conservarse en un lugar fresco, seco y protegido de la luz. En estos tiempos del calentamiento global nuestros almacenes alcanzan altas temperaturas en verano, en ocasiones sobrepasan los 40º Celsius en el interior, y esto provoca que las sustancias volátiles de la tinta de los bolígrafos se evaporen con facilidad. La tinta se seca y se queda pegada en el depósito, siendo imposible que salga.

Así que para evitar este problema, lo mejor es no fiarse de ofertas agresivas de bolígrafos, ya que podrían pertenecer a estocajes antiguos o defectuosos con lo cual, en lugar de construir una imagen agradable de su empresa se produce el efecto contrario.

Afortunadamente en nuestra empresa somos conscientes de ese problema y lo evitamos para que la satisfacción de nuestros clientes sea siempre la máxima posible